adn galeria
català  ·   castellano  ·   english
adn galeria
C. Enric Granados, 49
08008 Barcelona
Tel. +34 93 451 00 64
Hybrid Icons

Hybrid Icons es la primera exposición individual del artista belga Jean-Luc Moerman en España. Dibujo orgánico, pintura vírica, interactiva, pop, psicodélica, street art, diseño biomorfico son algunas aproximaciones categóricas a su obra. A pesar de los esfuerzos críticos para hacerse con un sello de identidad, lo cierto es que su obra se resiste, quizás por su condición intrínseca de perpetuo movimiento.

 

Es posible entender como punto de partida las formas biomorficas presentes en los primeros sticker, formato con el que el artista empezó a desarrollar las formas que más adelante le servirán para hacerse con tantos otros soportes (pintura sobre aluminio, mural, escultura, pape, objetos ready-made, ropa y hasta la propia piel) y que ya no ha abandonado a lo largo de toda su carrera. Asimismo, a un nivel más técnico o formal, su pintura se genera desde  un núcleo originario, quizás equiparable a los sticker, a partir del cual la obra se desarrolla, avanza, se expande constantemente, conquistando todos los soportes. Emulando la misma capacidad que le ofrecía el sticker se realiza la condición viral del proceso creativo de Moerman, así como el poder de abordar todo tipo de terreno artístico, social y cultural

Para esta ocasión, Jean-Luc Moerman presenta sus últimos trabajos de pintura sobre aluminio, dentro del registro que le es ya característico, de las figuras dinámicas, prácticamente orgánicas. Además, intervendrá el espacio de la galería con un mural diseñado ad hoc. Finalmente, presentará también sus últimos trabajos sobre recortes apropiados de varios canales mediáticos. Partiendo de imágenes preexistentes de índole dispar, Jean-Luc tatúa los personajes u objetos representados. Es así que enfrenta el espectador con personajes religiosos o míticos de la mano de maestros clásicos como Rubens o Botticelli, y a su vez con imágenes de personajes típicos de la cultura popular contemporánea y de masas como Che Guevara, Christiano Ronaldo o Charlize Theron, entre otros. Quizás es en este tipo de trabajo en el que el artista deja entrever su dimensión más crítica, con un trasfondo cercano a la caricatura. Moerman recupera iconos de distintos contextos y cargados de significaciones simbólicas diversas para reinscribirlos en una nueva realidad, todos por igual, tratadas sólo por su condición de imagen pública. Siguiendo esta misma línea, Moerman presentará también algunas de sus esculturas más representativas, como “Spiritual Tool”, bates de baseball que dibujan en su parte superior el rostro de Jesucristo, presentados como herramientas religiosas; “Christ”, una figura de Cristo tatuado o “Lucy”, su especial visión del homínido más antiguo jamás encontrado.

 

Disseny web: activaweb.net