adn galeria
català  ·   castellano  ·   english
adn galeria
C. Enric Granados, 49
08008 Barcelona
Tel. +34 93 451 00 64
Wild Angle

La obra de Bruno Peinado sigue un principio operativo de contaminación y mestizaje, mesclando influencias y referencias de una manera que podríamos calificar de “democrática” y desacomplejada. Borrando las distinciones entre una cultura considerada como “alta”, reservada a una elite, y una cultura popular difundida en particular a través de los medios de comunicación, la industria cultural o la publicidad, el artista combina elementos eclécticos que pertenecen a temporalidades, campos culturales y disciplinares distintos.

 

El titulo de esta exposición confirma que el lenguaje mismo es para Peinado un medio de hibridación privilegiado, un material plástico que el artista se complace en manipular y distorsionar. Wild Angle juega con la idea de un punto de vista amplio y abierto (“wide angle”, el gran ángulo que corresponde a una tipología de objetivo fotográfico) al cual se sobrepone una dimensión “salvaje” más imprevisible, que resiste a los tentativos de domesticación y permanece fuera de los esquemas y modelos comunes de representación.

Ciertas imágenes están integradas a la esfera social sin que su impacto mediático, cultural, social sea cuestionado de manera crítica. Peinado las extrae y las pone en fricción con otras referencias en sus obras, invitando al espectador a adoptar otro ángulo de visión. Esta tensión se percibe en las obras de esta exposición, en las que signos y códigos familiares se chocan con elementos alíenos o simplemente “maquillados” por el artista hasta volverse irreconocibles. Aun así, las imágenes pueden suscitar una sensación de “déjà-vu” en el espectador. Es el caso por ejemplo de la instalación “Les Ambassadeurs”, que retoma un modelo de representación considerado como un ejercicio de bravura y de sofisticación artística durante el Renacimiento, la anamorfosis, para aplicarlo con ironía a un signo común de nuestra contemporaneidad y casi trivial, el smiley.

 

El humor y la ironía ocupan un lugar esencial en la obra de Peinado, como dispositivos que sirven para mediar el choque inevitable entre diferentes culturas e ideales que caracteriza nuestro mundo globalizado. En la escultura “Kinky Afro”, el pugno negro levantado, símbolo, entre otros, de la lucha de los Black Panthers, pertenece de manera irónica a un personaje de comics, verosímilmente Mickey Mouse, denunciado a lo largo de su reciente historia como un símbolo del imperialismo americano. La instalación “Sans titre – I melt with you” despliega once banderas nacionales, elementos per excelencia de cristalización de las identidades y de exaltación del sentimiento de pertenencia a la patria. Las banderas se declinan en versiones gradualmente decoloradas, hasta llegar al blanco total. La cancelación no aparece aquí como un hecho negativo, sino como la condición inicial para acoger otras influencias, mezclarse con ellas.

En línea con esta apuesta para las formas de cultura hibridas y en resonancia con sus propia raíces mestizas, el artista rinde homenaje a unas figuras clave de la corriente literaria y política que conlleva una de las transformaciones sociales y políticas más importantes del siglo pasado: la “Négritude”, iniciada en la segunda mitad del siglo veinte. Peinado retoma una estatua al estilo clásico del dios Hermes, protector de los viajeros y de los poetas, y desvía su imagen. La escultura clásica griega, considerada como un momento culminante de la cultura occidental, se ve “pirateada” por otras identidades, negra y criolla, las de poetas como Aimé Césaire o Édouard Glissant, cantores de una cultura con fuentes múltiples, cosmopolita, móvil e abierta.

Disseny web: activaweb.net