adn galeria
català  ·   castellano  ·   english
adn galeria
C. Enric Granados, 49
08008 Barcelona
Tel. +34 93 451 00 64
Close Up

Virginie Barré encuentra su inspiración en los universos del cine, de la literatura, del comic, entre otros. En esta exposición, la artista presenta nuevas instalaciones y una serie de dibujos que aluden a episodios o protagonistas importantes de la historia de la imagen en movimiento, tanto en el campo del cine tradicional como del dibujo animado. El titulo Close Up reenvía a una toma de cámara que se acerca a un personaje u objeto, restringiendo el campo de visión y dejando de lado los elementos contextuales. Se podría decir de Barré que adopta esa misma perspectiva del “close up” en su trabajo, y particularmente en esta exposición. En efecto, el espectador prueba la curiosa sensación de irrumpir sin autorización en medio de un rodaje o de un escenario, descubriendo unos personajes que parecen ellos mismos desubicados, dudosos respecto a su condición y al papel que encarnan.

 

Tanto en las instalaciones que ponen en escena maniquíes de figuras humanas, como en sus dibujos que evocan los story boards del cine o la línea clara de ciertos autores de comic o cartoons, la artista propone pequeñas ficciones o, más bien, “infra-narraciones” que desvelan solo fragmentos o pistas de historias. Las situaciones imaginadas por Barré actúan como los índices o premisas de un acontecimiento por venir: introducen elementos de información – un personaje, un vestido, una actitud o un estado de ánimo – incompletos, que obligan por lo tanto al espectador a tejer sus propios hilos narrativos. Adultos o niños soñadores, gente “normal” disfrazada de héroes y viceversa, son los protagonistas del universo de Barré. Se trata generalmente de figuras que no pueden ser identificadas con precisión; sin embargo y precisamente por la ausencia de caracterización, reenvían a una dimensión familiar compuesta de individuos genéricos que cruzamos diariamente o en los que nosotros mismos nos reconocemos.

 

En la exposición descubrimos un maniquí femenino vestido de cosmonauta y tumbado en el suelo, como si estuviera perdido en un sueño o anestesiada quizás para soportar algún viaje astral. El personaje parece sacado de una película de ciencia ficción un poco vintage, fuera del tiempo. A partir de una escena en apariencia anodina, una mujer dormida, se dibuja una multiplicidad de hipótesis narrativas, entre lo onírico, lo incongruente y lo inquietante. Varias piezas expuestas aluden al proceso creativo. Un maniquí de niño, disfrazado con un antiguo traje de Mickey Mouse, yace sentado en una mancha de tinta negra que parece indicar su origen, algún lugar entre la imaginación de su padre literario y la punta de su pluma ¿Tal vez el mismo niño recrea también su proprio cuento, identificándose con su héroe de la misma manera que cada lector o espectador? Barré mantiene una ambigüedad sobre las identidades de estos personajes, invitándonos a especular sobre los papeles respectivos del autor y del personaje y su posible permutación.

 

Una serie de grandes dibujos completa la exposición. Inspirados también en el imaginario cinematográfico, hacen visible el proceso de elaboración de la película, mezclando bocetos con apuntes de rodaje coloreados, subrayados, marcados por el uso. Los dibujos contribuyen de alguna manera a desmitificar la ficción y su construcción. Con su línea sencilla pero afilada y sus campos de color, Barré reinterpreta en clave estética y sensible los medios artificiales que mantienen la ilusión y el sueño.

Disseny web: activaweb.net